jueves, 3 de marzo de 2016

Por ti...

Por ti...

                                                           © By ZARAKIÉL



Por ti mi nave ancla en buen puerto, la deriva ha  quedado atrás.......

Por ti las aguas procelosas de la mar remanso son sus agitadas olas.

Por ti los ciclónicos vientos que flagelan la tierra ahora dulce brisa que  acaricia mi piel.

Por ti nuevamente camino por el sendero que algún día pensé no existía retorno.

Por ti el ascenso a las montañas es un anhelo que nuevamente se cumple a cada paso en mi andar.
 

Por ti las lágrimas ya no bañan mi rostro.

Por ti mis ojos no miran más hacia abajo.

Por ti mi mirada se posa anhelante, hallándote en las inquietantes estrellas.

Por ti la sonrisa del astro rey no calcina mi piel, ni vulnera la fortaleza que me otorga.

Por ti soy un hombre real y verdadero donde las voces y fascinación de las multitudes han sido calladas.

Por el calor de tu presencia, la chispa es ahora una hoguera donde el frio y la soledad no existen más.

Por ti la fuerza que le das al latir de mi corazón, el templo donde te hayas; fluye y refluye  extraordinariamente y sin recelo el amor que me otorgas.

Por ti estoy aquí y ahora en la batalla, muchas veces derrotado y otras tantas alzando mis rodillas de la humillante postración que había mal elegido.

Por ti las nimiedades de la vida son hoy importantes llenándolas de un corazón repleto de esperanza unificadora contigo.

Por ti  el recuerdo de los tiempos pasados son heridas sanadas y la tristeza es hoy alegría y felicidad permanente, ahora sé que el tiempo no lo he perdido porque paciente y amorosamente esperas mi retorno.

Por ti el amor que IO mismo me negaba, prolija y abundantemente me lo otorgas;  mis desvíos y desvaríos fundidos en el subjetivo pretexto son actualmente iluminadas acciones que fluyen hacia la luz y con la luz como la risa del niño que se encuentra lleno de inocente alegría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario